RAZONES POR LAS QUE NO DEBERÍAS HACER LA DIETA KETO

La dieta cetogénica, hoy llamada Keto, se ha puesto de moda en los últimos años pero su invención data de 1921 y fue diseñada para tratar pacientes con problemas psiquiátricos y neurológicos. Ya que esta tiene el objetivo de sacar de la alimentación la fuente principal de energía del cerebro, que son los carbohidratos. Esto, ayudaba a pacientes con epilepsia a disminuir las crisis, ya que el cerebro no tenía la suficiente energía.

Esta dieta promueve la ingesta de grasas y proteínas, lo que provoca que el cuerpo utilice las grasas como energía y esto conduce a una pérdida de peso.

-No aporta la suficiente cantidad de vitaminas, minerales y fibra.  -Por la falta de fibra se puede llegar a sufrir estreñimiento y distinción abdominal.  -Si no se hace de la mano de un experto, se pierde gran cantidad de masa muscular.  -Puede generar resistencia a la insulina, y empeorar enfermedades como SOP.  -Puede aumentar los lípidos en sangre.  -Se afecta la capacidad de transportar oxígeno en sangre.  -Problemas psicológicos y alimentarios, ya que se refuerza la idea de que los carbohidratos son malos y los culpables del aumento de peso, cuando no es así.  Esta como todas las dietas, no son el camino hacia una vida saludable. El único camino que te llevará a tener una buena salud, y que te ayudará a mejorar tu cuerpo y por lo tanto el concepto que tienes de ti misma, es mejorar nuestro hábitos alimenticios a largo plazo.  Consulta siempre con un especialista. Y recuerda que los caminos ‘sencillos’ o los atajos, no existen cuando se trata de trabajar en nosotras mismas. Todo requiere esfuerzo, constancia, disciplina y amor.