TIPS PARA QUE LOGRES DESPERTARTE TEMPRANO

Yo sé que lo has intentado más de una, más de dos y hasta más de 10 veces sin ver los resultados que deseas y sólo obteniendo más y más frustración y tiempo perdido. Levantarse temprano es algo que tiene que trabajarse hasta lograr convertirlo en un hábito. Sé que es difícil pero no es imposible y hoy, yo te voy a ayudar a lograrlo.

Checa estos tips (comprobados por mí) para lograr despertarte temprano y que se te haga un hábito

 

No consumas cafeína o azúcar después de las 5 de la tarde

Nuestro cuerpo, de forma natural, comienza a relajarse y preparase para el sueño a partir de las 6 de la tarde, así que consumir cafeína y azúcar después de las 5 de la tarde alterará este ciclo natural y hará que duermas más tarde y provocará que levantarte temprano sea mucho más complicado.

No hagas ejercicio después de las 6 de la tarde

Así como el azúcar y la cafeína, el ejercicio provoca que activemos nuestro cuerpo y mente cuando estos ya están preparados para ir relajándose. Así que si eres de las que hace ejercicio de noche, lo mejor será que modifiques tus horarios o levantarte temprano será traumático.

No cenes después de las 8

Tu digestión también afecta tu proceso de sueño. Trata de cenar ligero y no después de las 8, así podrás irte a dormir de forma más efectiva.

Toma un té relajante una hora antes de dormir

El té te ayudará a digerir mejor tu comida y contribuirá a relajarte y prepararte para dormir temprano.

Planea el día siguiente

Es muy importante que planees las actividades que tienes que realizar al día siguiente. Así tu mente se programará porque tendrá horarios específicos para cada actividad, y levantarte temprano a cumplir con tus objetivos será más sencillo.

No veas el celular en la cama

Una vez que te acuestes en la cama deja de lado el celular, no lo veas ni una sola vez porque esto altera tu ciclo de sueño. Hazlo un hábito y verás como te quedas dormida de manera más sencilla.

Trata de dormirte antes de las 10

Si te mantienes despierta después de las 10 de la noche, te empezará a dar hambre y el sueño se irá poco a poco. Así que si logras dormirte más tardar a las 10, te despertarás más fresca y despejada de mente y no arruinarás tu digestión con snacks de medianoche.

No cierres las cortinas

Si no cierras tus cortinas, la luz natural del amanecer te ayudará a despertar de forma más natural.

Pon tu despertador lejos de tu cama

No importa si usas un despertador o tu celular, prográmalo y aléjalo lo más que puedas de tu cama, para cuando suene, tengas que forzosamente pararte a apagarlo.

No vuelvas a la cama, estírate, respira y agradece

Una vez que ya te paraste a apagar el despertador, no vuelvas a la cama por más tentador que parezca. Estírate y respira profundo y agradece por las cosas buenas en tu vida.

Lava tu rostro con agua fría

Ya estirada y agradecida, lava tu rostro con agua fría, esto te ayudará a despertar por completo.

¡Comienza tu día!

Y ahora sí, a comenzar con todas tus metas del día. Repítelo hasta que se te haga cada vez más fácil.